viernes, 25 de enero de 2013

Falta pertinencia en la evaluación de maestros para contratos de la región Lambayeque parte II

Me tomo el atrevimiento de difundir lo escrito por Susana Frisancho y los comentarios respectivos:
En el 2008 escribí esta entrada, preocupada por la mala calidad de las pruebas de evaluación de docentes de ese año. Estamos ya en el 2013, y me entero por Gonzalo Cobo que las evaluaciones de este año, por lo menos la de la región Lambayeque que es la que él ha difundido (pero nada me lleva a pensar que no haya sido así en otros lugares), adolecen de los mismos defectos, o peores, que las del 2008. 

Por ejemplo, ponen este texto en la sección "comprensión de textos":

Dentro de las definiciones más aceptadas del concepto de actitud, puede mencionarse aquella que sostiene que se trata de un constructo que media nuestras acciones y que se forma por tres componentes básicos: cognitivo, afectivo y conductual (Bednar y Levie 1993; Sarabia 1992). También se ha destacado la importancia del componente evaluativo en las actitudes, al señalar que estas implican cierta disposición o carga afectiva de naturaleza positiva o negativa hacia objetos, personas, situaciones o instituciones sociales.

Y luego piden marcar la alternativa correcta, de entre estas opciones:

a) la carga afectiva de la evaluación
b) el constructo motivador
c) las actitudes y sus tres componentes
d) la disposición conductual
e) la naturaleza de la actitud

La verdad, yo misma dudaría entre la opción c y la e. Seguramente es la e que es la más general, pero la c es plausible si se piensa que el componente evaluativo puede ser considerado parte del afectivo. Malas opciones sin duda, que no discriminan bien y se prestan a confusión.


Ahora, cuando miramos la sección de conocimientos pedagógicos y curriculares allí sí que la cosa está para llorar. No solamente las preguntas que hacen son irrelevantes, muchas veces, para una buena labor docente, sino que están muy mal construidas y por lo tanto no evalúan nada. De las muchas malas preguntas que hay, escojo una como ejemplo:

Son representantes de la pedagogía tradicional

a) Piaget, Vigotsky y Ausubel
b) Bruner, Gardner y Goleman
c) Capella, Tratemberg y Goleman
d) Bruner, Ausubel, Goleman
e) Watson, Pavlov, Skinner

Esta pregunta está mal construida porque, que yo sepa, ninguno de los señores citados en las alternativas es representante de la pedagogía tradicional. ¿Será el doctor Capella? No lo creo. Deben haberle querido atribuir la culpa de todos los fracasos de la pedagogía "tradicional" a John Watson, Ivan Pavlov y Burrus Skinner, seguramente por conductistas, porque para muchos educadores el conductismo es -absurdamente- algo así como el demonio en persona, el chivo expiatorio de todos los errores que se comenten en educación. Además de ser esta una idea descabellada y sin sustento alguno, ni Watson no Pavlov ni Skinner fueron pedagogos y no son representantes de ninguna pedagogía, ni tradicional ni de avanzada ni de nada. Es más, las pocas veces en que Skinner habló de educación, parecía tan constructvista como el que más.

Y por si esto fuera poco, copio lo que ha comentado Gonzalo Cobo cuando presentó la prueba en su facebook: "No solo es paporretera, tiene evidentes errores de tipeo. Pregunta 68, página 10, dice "Es un proceso que permite dividir intencionalmente la energía mental"... en lugar de 'dividir' debe ir 'dirigir'".

Y también: "Pésima ortografía, en la pregunta 72 no cierran el signo de interrogación, aparte que hablan de "dimensiones" del currículo, un invento del autor de la prueba".

Y bueno, a mi me parece además evidente que esta evaluación no sirve para identificar a a los buenos docentes, no está pensada para medir capacidades de ningún tipo, sus habilidades en aula, ni sus conocimientos pedagógicos específicos. Un buen docente es mucho más que una persona que sale airosa de este tipo de pruebas. 

Es muy injusto que a los profesores se los evalúe con instrumentos de esta calidad. No se puede improvisar una tarea tan delicada como la evaluación de docentes con instrumentos como estos, que no sirven para nada. ¿No hay un mínimo de capacidad técnica como para hacer preguntas que discriminen, que sean sensatas, que no tengan más de una opción posible y que estén actualizadas? Desde esta humilde tribuna exhorto al presidente regional o a quien corresponda a hacer las cosas mejor. Por favor, preocúpense por organizar un equipo técnico adecuado para hacer estos exámenes.

La página dónde lee el examen, aquí. Denle click más de una vez si es necesraio porque a veces falla al cargar.

Nota: Tratemberg aparece asi en la pregunta, sin la h (Trahtemberg)


Comentarios

Gonzalo Cobo escribió:

Otras perlitas de esta, uno de los 14 tipos de prueba que administró el gobierno de Lambayeque:
44. Uso de siglas PEN y PER sin explicar en qué consisten.
46. No hay concordancia de género.
47. Podría tratarse de b) y de e).
52. No tiene alternativa correcta.
25/01/13 09:17:28

Fernando Bolaños escribió:

Susana:
Lo que planteas es muy relevante y creo que merece una discusión franca. De acuerdo contigo con reconocer la debilidad de la prueba. Creo que hay que precisar que la responsabilidad de cada una de las pruebas ha sido de cada Gobierno Regional, quienes a su vez las han encargado a diversas organizaciones o universidades. Esto no libera de responsabilidad al Ministerio, quien cumple un rol de supervisor y veedor de las pruebas. El Ministerio estableció parámetros y reglas generales para elaborar estas pruebas, pero muchas los han seguido sólo en los aspactos más formales, como este caso lo muestra.
Es claro que, mientras subsista una cultura de evaluación basada en memorismo (propio de toda esta parafernalia de las pruebas de ingreso universitarias) no vamos a poder avanzar en el sentido esperado. La Ley de Reforma Magisterial habla de evaluaciones docentes que incorporen el tema de evaluación de desempeño y no sólo de contenidos o cultura pedagógica. Pero se requiere desarrollar capacidades en equipos nacionales y regionales para elaborar este tipo de pruebas, usando además no sólo otro tipo de preguntas sino instrumentos nuevos como portafolios docentes, o observación de desempeño en aula.
25/01/13 09:30:06

Reynaldo escribió:

Hola Susana, he revisado el examen y comparto lo que planteas... Es lamentable la falta de profesionalismo por parte de quienes diseñaron el examen y la carencia de seriedad y responsabilidad de los entes educativos encargados de dirigir y ejecutar este proceso de evaluación (de Lambayeque en este caso)... Yo soy profesor de letras, y podría, haciendo bastante esfuerzo, intuir lo que piden en algunas preguntas (por lo confusas y mal planteadas como has dejado en constancia), defenderme en las preguntas de comprensión lectora, realidad nacional y todo lo relacionado en letras en general, pero pasando a las de números, sinceramente tendría que matricularme en una academia preuniversitaria para volver a entender cómo se resuelven tales ejercicios... Deberían plantear preguntas que evalúen el nivel de razonamiento lógico o razonamiento matemático. En resumen, es una prueba que, además de los errores que has descrito, mayormente evalúa conocimientos tipo examen de ingreso a la universidad (al estilo de aquellas universidades arcaicas y desfasadas que solo miden conocimientos y no capacidades).
25/01/13 09:31:51

sfrisan escribió:

Gracias por sus comentarios. este tema es muy preocupante porque se trata de una evaluación que decide el futuro de las personas. Efectivamente esta prueba está llena de errores y así, pues no es nada confiable ni mide nada; no sorprende que hayan sido muy pocos los que la han aprobado. Además, seguimos con esa lógica de tomar exámenes tipo academia en lugar de hacer evaluaciones más complejas que tengas varias aristas, como señala Fernando (portafolios, clases en vivo, entrevistas, etc.) Y claro, esto revela también la precaria formación que han tenido los equipos "técnicos" que elaboran estos instrumentos, que no son capaces ni de redactar bien. Menos van a manejar las herramientas para construir buenas pruebas. No es fácil, hay que estar entrenado para hacerlo.
25/01/13 09:50:51

Gonzalo Cobo escribió:

Este proceso de selección revela la falta de confianza en las instituciones de formación inicial docente: para presentarse a esta evaluación hace falta tener un título A NOMBRE DE LA NACIÓN. Sin embargo, a esos profesionales les vuelven a tomar una prueba con secciones de comprensión lectora y matemática básica. Y además, con una pésimamente planteada.
Considero que todo este proceso de evaluación sería innecesario si tuviésemos un sistema sólido de formación inicial docente y de certificación y habilitación para el ejercicio profesional. Cada escuela debería tener la potestad de elegir a sus docentes de entre aquellos habilitados para el ejercicio de la docencia. Así evitaríamos también que en el proceso se involucren las direcciones regionales y las unidades de gestión local, que demuestran tanta incapacidad como corrupción.
25/01/13 09:59:18

sfrisan escribió:

Coincido con el último punto que levanta Gonzalo, plenamente.